Utilitzem galetes pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. 
Podeu obtenir més informació o bé conèixer com canviar la configuració del seu navegador.   Política de Cookies

Toboganes en mal estado, gente incivica, y una jardinera que no se entiende.

03-09-2017
Llevamos yendo a este parque desde hace 4 años que nació mi hijo, no se ya a quien pedir ayuda para que el ayuntamiento haga caso sobre la necesidad de acondicionar este maravilloso punto de encuentro entre niños, 
1- para comenzar el estado del tobogán es lamentable, los peldaños para subir ya no existen, resulta hasta peligroso dejar que los niños suban ante el peligro de resbalar y golpearse,
2 hay una jardinera central en cemento con unos cantos afilados,  con grandes piedras en su interior donde los niños juegan, ahí he visto más de una vez niños caerse y golpearse en la boca, en las piernas, etc, no tiene razón de ser, ya que no aporta nada, solo el riesgo de niños sin dientes.
3 y esto tiene que ver más con el civismo de la gente, esta claramente indicado que se prohíbe la entrada de perros, pues la gente hace caso omiso, entran con los animales, algunos son razas grandes, como pastores alemanes o bóxer incluso razas catalogadas como peligrosas,  y la gente los mete solo a defecar y luego no recogen las heces, tampoco los llevan atados y menos aún con bozal, mas de una vez nos hemos encontrado heces de perro grande en la zona delimitada para niños pequeños.HOY por ejemplo el olor a orina era insoportable donde juegan los bebés y niños pequeños.
Es una pena, porque es un sitio donde los niños juegan mucho en verano, hay una buena sombra y espacio para que  corran,  espero que alguien tome nota y se haga algo pronto para mejorar el estado de este precioso parque.